Malasia está ubicada en la zona centro de la subregión del Sudeste Asiático, distribuida en un territorio dividido en dos regiones por el mar de la China Meridional. La Malasia Peninsular se encuentra en la península malaya y limita al norte con Tailandia y al sur con Singapur. La de Malasia Oriental, por su parte, está situada en la zona septentrional de Borneo y limita al sur con Indonesia y al norte con Brunéi.

Consta de trece estados y tres territorios federales y de cuyos trece estados, siete son sultanatos (Johor, Kedah, Kelantan, Pahang, Perak, Selangor y Terengganu) y dos reinos (Negeri Sembilan y Perlis), todos ellos en la Malasia Peninsular.

Su jefe de Estado es el monarca Yang di-Pertuan Agong, y el de Gobierno es el Primer Ministro.​ Los fundamentos de su gobierno toman como punto de partida el sistema parlamentario de Westminster.

Literalmente Yang di-Pertuan Agong significa “El Que Fue Hecho Señor”.

En una monarquía constitucional como Malasia el papel de la monarquía es muy limitado y mayoritariamente simbólico. Aunque según la Constitución malasia el poder ejecutivo reside en el Yang di-Pertuan Agong, es ejercido en su nombre por el Gabinete, presidido por un Primer Ministro responsable ante el Parlamento.

El Yang di-Pertuan Agong es elegido cada cinco años de entre los Nueve Gobernantes Malasios, siete sultanes y dos reyes, cuyos estados, junto con otras cuatro ciudades, forman la Federación de Malasia. Desde que la federación fue formada, en 1957, ha existido un sistema de rotación entre los sultanes para ocupar el cargo de Yang di-Pertuan Agong. El orden de la rotación fue determinado, en principio, por la antigüedad de cada sultán (o rey) al frente de su reino. Cuando todos los Nueve Gobernantes son elegidos una vez para ocupar el trono, el ciclo vuelve a repetirse por el mismo orden.

Escudo del Yang di-Pertuan Agong