Una de las acusaciones más frecuentes que se oyen en cualquier tertulia sobre la monarquía versus república es que la monarquía no es un sistema democrático. Tanto es así, que incluso muchos monárquicos lo dan por hecho y ni se discute. Todo ello demuestra entre otras cosas, la ignorancia, al confundir aspectos como democracia y formas de estado, olvidando que cualquier forma de estado puede llevar a una dictadura. Pero debemos preguntarnos ¿Qué forma de estado ha logrado alcanzar niveles más altos de democracia?

Ahora bien, existen estudios para determinar el grado de democracia que tienen los países y uno de ellos es el índice de democracia que es una clasificación hecha por “The Economist”, a través de la cual se pretende determinar el rango de democracia en 167 países. The Economist basa los resultados en sesenta indicadores que se agrupan en cinco diferentes categorías:

  • Proceso electoral y pluralismo
  • Libertades civiles
  • Funcionamiento del gobierno
  • Participación política
  • Y cultura política

Y de acuerdo, a su puntuación resultante, redondeado a un decimal, decide la categoría del país de la siguiente manera:

  • Países con democracia plena. Entre 8 y 10 puntos.
  • Países con democracia imperfecta. Entre 6 y 7,9 puntos.
  • Países con regímenes híbridos. Entre 4 y 5,9 puntos.
  • Países con regímenes autoritarios. Menos de 4 puntos.

De los 193 estados miembros de las Naciones Unidas en 2018, están excluidos del índice 29 países de los cuales 6 son estados monárquicos:

Los países descartados son: Cuatro estados soberanos (Belice y Brunéi por su escasa población, y Somalía y Sudán del Sur por tratarse de estados desestructurados); Cuatro microestados europeos (Andorra, Liechtenstein, Mónaco y San Marino y la Ciudad del Vaticano, miembro observador de la O.N.U.); y veintiún pequeños estados soberanos insulares de Oceanía (Kiribati, Islas Marshall, Micronesia, Nauru, Palaos, Islas Salomón, Samoa, Tonga, Tuvalu y Vanuatu); Caribe (Antigua, Bahamas, Barbados, Dominica, Granada, San Cristobal, San Vicente y Santa Lucía); África (Seychelles y Santo Tomé) y Asia (Maldivas). En total no se han tenido encuenta 16 estados monárquicos y 14 estados republicanos.

Excepcionalmente se incluyen tres territorios que no tienen la plena consideración de países soberanos, como Palestina, Taiwán y Hong Kong.

Del análisis de estos índices obtenemos unos resultados muy interesantes pues resulta que los estados monárquicos son más democráticos que los estados republicanos. Un breve resumen de etas conclusiones es el siguiente:

  • El país más democrático del mundo, según este índice, es Noruega y el tercero es Suecia, ambos estados monárquicos.
  • De los 20 estados considerados como democracias plenas, diez de estos estados son monarquías, es decir, el 50%.
  • De los 28 estados monárquicos analizados 16 se les considera democracias, es decir el 57% de estos estados.
  • Qué de las 139 repúblicas analizadas, sólo 59 son consideradas democracias, es decir, un 43%, siendo 49 de ellas sólo democracias imperfectas y sólo 10 democracias plenas.
  • Es decir, sólo un 7% de las repúblicas han alcanzado un nivel de democracia plena (10 de 139), frente al 36% de las monarquías (10 de 28).

Todo esto se puede comprobar en los cuadros siguientes:

Índice de democracia de 167 países
Índice de democracia de las monarquías
Índice de Democracia de las Repúblicas

Para mayor transparencia del análisis efectuado en este artículo a continuación figuran los datos de este índice de los 167 países analizados.

Por tanto, la respuesta a la pregunta que nos hacíamos al inicio de este artículo es clara: Con las monarquías se alcanza niveles más altos de democracia que con las repúblicas.